Menu

Superando los Desafíos

Perseverando en Afflición

Bionicpreacherillustrationwithbgpaint cr big thumb Bionicpreacherillustrationwithbgpaint cr small thumb

Nos enfrentamos con muchos desafíos en esta vida. Para mí, el más difícil fue descubrir que la vida de mi hijo, Douglas Mehling, sería eclipsada por una enfermedad progresiva e invalidante. Douglas tenía sólo cuatro años y la Distrofia Muscular podría acabar con su vida antes de los 18. Teníamos sueños y esperanzas para su vida y esto fue devastante para nosotros. 

A los nueve años dependía de una silla de ruedas y en su adolescencia requería de asistencia respiratoria. Douglas comparte lo siguiente, “Me pregunté, ¿Porqué nací con una enfermedad tan terrible? Naturalmente, sentía que mi sufrimiento no era justo. Pero, gradualmente me fui dando cuenta que aunque no era justo, aún podría confiar en Dios y saber que Él tenía un gran plan para mi vida”.

A los 19, Douglas sentío el llamado a estudiar teología en Southwestern Adventist University en Keene, Texas. Se matriculó y asistimos a las clases juntos. Yo tomaba notas y lo ayudaba con sus estudios. Él tuvo una experiencia universitaria increible. Se graduó en el 2007 y fue presidente de curso ese año. Continúo estudiando y recibió una maestría en divinidad, otra bendición grande. 

Durante un plazo de cinco años como pastor estudiantil de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Grandview, Douglas predicaba a pesar de usar un respirador y sin poder mover su cuerpo, salvo sus músculos faciales y voz. Usaba un aparato de dictado para escribir sus sermones, usando sus ojos para controlar la computadora. Fue una época especial para Douglas, siempre dando gloria a Dios por cada objetivo cumplido. 

El último logro de Douglas fue su autobiografía, Bionic Preacher, Rising Above Muscular Dystrophy (Predicador Biónico, Superando la Distrofia Muscular). Las ganancias del libro, disponible en Amazon.com, van al departamento de religión de Southwestern Adventist University. El libro relata sus experiencias, desafíos, y bendiciones. Douglas completó su manuscrito una semana antes de ir al descanso a los 33 años. En el último capítulo, mientras siente que se acorta su tiempo en este mundo, escribe, “Y cuando llegue ese día final, tendré paz, esperanza y gozo,  sabiendo que estoy por comenzar una vida nueva que no se compara a la que he estado viviendo. No sólo estaré libre de esta enfermedad y todo lo que abarca, pero finalmente veré cara-a-cara a Dios quien me ha acompañado a lo largo de este camino”.

En cualquier situación, Dios puede usarte para hacer una diferencia en la vida de otra persona. Nuestros desafíos en el mundo son temporarios, y si aún hay que respirar por un respirador, Él promete consuelo y propósito al buscar su presencia cada día. Dios es conocido por usar a los más humildes y débiles para terminar su obra. 

-------------------------

Rita Earhart y su esposo, Dennis, viven en Keene. Ella los inicios de distrofia muscular adulta y anticipa un posible trasplante cardiovascular en su futuro. 

More Stories

Send this article to a friend

Flip Through the Record

Reader Survey and Resources

View our Constituency Report

Social Media